El Camión Sanitario en Ojo de Agua de Totox: ¡Realmente fue el Pesebre más hermoso que uno se pueda imaginar!.

 Por Marcela Arguello.

En estas fechas, en la que generalmente nos sentimos más sensibilizados, me gustaría compartir la experiencia de lo que fue nuestra misión del 16 de diciembre con el camión sanitario, cuando fuimos a la localidad de Ojo de Agua de Totox,

Bien temprano salimos en caravana desde La Aldea “La Esperanza” y, entre mates y bizcochuelos cocinados por nuestra amiga Ilda Brustolín, el viaje se hizo ameno y divertido.

Apenas llegamos a Ojo de Agua de Totox los niños nos recibieron con sus caritas de mezcla de asombro, alegría y curiosidad, para luego cada uno de los voluntarios empezar a realizar su tarea asignada, iniciando así la atención de los profesionales de la salud. Pese al gran calor reinante muchos adultos y niños concurrieron y participaron de las actividades.

Llegada la tarde, y luego de almorzar unos ricos choripanes cocinados por nuestros voluntarios encargados de la cocina, se reiniciaron las actividades, comenzando entre otras cosas, con la Técnica de Cepillado de Dientes y atenciones en salud, para luego pasar al armado del arbolito de Navidad, colocando simpáticos adornitos realizados por los niños, mientras se contaba la historia del Niño Jesús, para finalmente armar entre todos un hermoso y cálido Pesebre de los Niños.

Todos colaboraron, no solo los niños, sino también maestros y padres, quienes consiguieron hasta un burro y una oveja para que la representación fuera completa. ¡Realmente fue el Pesebre más hermoso que uno se pueda imaginar!.

Como broche de oro, llegó Papá Noel cargado con montones de regalos, de manera que ningún niño de la zona se quedara sin su juguete.

Fue realmente una hermosa fiesta. ¡Mil gracias a todos y cada uno de los voluntarios, quienes dejaron sus comodidades y dedicaron su tiempo libre para trabajar en la misión!

Más fotos de la Misión del 16/12/2017 realizada en Ojo de Agua de Totox en nuestra página en Facebook.

Fotos: Gabriela Pedernera y Marcela Arguello

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *