Los voluntarios Bell Villenses en la Aldea “La Esperanza”

 Por Raquel y Lorena Visani

Nos comprometimos con la Hermana Theresa de visitarla una vez al mes y de ayudar en las tareas que fuesen necesarias.

La organización de nuestro viaje se inicia el día que regresamos a casa del viaje anterior, porque ya teníamos prevista la fecha de visita a La Aldea “La Esperanza”, y contábamos con un listado de necesidades y tratamos de conseguirlo mediante donaciones.

Viernes 28

17hs, salida del colegio de nuestros niños, partimos hacia San Marcos Sierras, a Los Sauces más específicamente.

Raquel llevó el pavo que le prometimos a Theresa, donado por Jose Andreucci (zona rural de Bell Ville)

Llevamos además:

  • Pañales juveniles para una niña de Villa de Soto, donados por Maria Catalina Marini (Italia)
  • Plantines de tomillo, albahaca, pimientos, orégano y menta, obtenidos de nuestra huerta.
  • Semillas de maíz para cultivar, donados por Justino Perez.
  • Una caja de alimentos no perecederos de Javier Principe
  • Zapatos de Calzados la Batalla
  • Catre, sillita de comer, caballito de madera, gimnasio y carro donados por Enrique Salguero y Mabel Silva.

Queremos destacar la actividad manual de Catalina y Martina Celiz con la ayuda de su mama Fernanda Fierro, que armaron y pintaron  espejos para la enseñanza de técnica de cepillado dental, donaciones de Maderera San Vicente de la flia. Audicio, y Vidriería González, quienes nos donaron las maderas y espejos para confeccionarlos. ¡Quedaron hermosos!.

Llegamos a la Aldea a las 23 hs. aproximadamente, donde Carla nos esperaba con la cena preparada.

Sábado 29

8hs: Iniciamos nuestras actividades, bajamos las donaciones que traíamos y nos dirigimos al comedor de La Escuela de Valores, donde habían comenzado a llegar los niños para las distintas actividades del día sábado.

Hicimos de maestras panaderas, dividimos a los niños en dos grupos y les enseñamos hacer prepizzas, entusiasmados y con muchas ganas de trabajar, cada niño elaboró su prepizza para llevarse a casa. Y con la masa que sobro, hicimos panes.

Mientras tanto, en otros rincones del predio, sonaban guitarras, Humberto Gorena, odontólogo, auspició de maestro suplente de guitarra.

Rocío Aleksinkó enseñaba danzas, Andrea estaba de secretaria y los odontólogos realizaban las tareas de todos los sábados en su consultorio. En esta oportunidad, Luciana Salas y Claudia Acosta atendían a los niños, Humberto y Rafael Anibali, a los pacientes adultos.

Rafael también hizo mantenimiento de las instalaciones y del consultorio odontológico. Fue una pena que en esta oportunidad no se consiguió médico pediatra para la atención de niños…

A las 14hs. aproximadamente almorzamos unos riquísimos ravioles que preparo Maricel Hanri (voluntaria) con motivo del Festejo del Día de la Madre,  agasajando a las mujeres que trabajan voluntariamente en los distintos Centros Educativos de La Fundación,  con el grupo Brigada E.

Por la tarde, con la Hermana Theresa, nos dirigimos al paraje Palo Parado, a visitar la familia de Maxi y Alexis Albir.

Previamente Theresa y Patricia habían retirado de CILSA, una silla de ruedas especialmente diseñada con las medidas de Alexis (gestión realizada y lograda por Luciana Esper, de Bell Ville)

Alexis por primera vez en 15 años tendría su sillas de ruedas. La familia nos esperaba ansiosos, los niños alborotados, otros celosos, estaban de fiesta, ¡felices!.

Después de conversar y escuchar las necesidades de la familia, regresamos cansados pero rebosantes de alegría al ver como Alexis, con sus primos, paseaban en su silla de ruedas, por los jardines de su casa.

No quedan palabras de agradecimiento a todos los que colaboraron en esta misión del día sábado 29 de octubre y a Luciana por su gestión con CILSA para conseguir la silla de ruedas.

Invitamos a los que deseen sumarse, todos los sábados en la Aldea hay numerosas actividades, seguro que encontraras tu lugar para colaborar,  ¡TE ESPERAMOS!.

Hoy podemos decir, por este sábado, ¡MISION CUMPLIDA!.

Fotos: Luciana Sala y Perla Barbero

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *