Un regalo de Reyes para Ramón: La silla de ruedas

El año pasado nos había llegado un pedido desde la localidad de Guanaco Muerto. Ramón, un chico discapacitado motriz,  necesitaba una nueva silla de ruedas (Ver nota: Necesitamos una silla de ruedas para Ramón“) , porque la que estaba usando se había roto, más que nada a causa de tener que desplazarse siempre en zonas de tierra o terrenos irregulares.

Varios voluntarios se pusieron en campaña, entre ellos Perla, Alejandra, Chabela, Julio y Chuny. Se buscó una silla que fuera fuerte, resistente, a medida y a buen precio, con su respectiva almohada antiescaras. Finalmente Chuny Isidoro consiguió obtener los datos de un modelo plegable que costaba $6.840, cifra que había que recaudar.

Y luego de hacer una breve campaña… ¡Conseguimos el dinero!. Gracias a las donaciones de:

  • Patricia García
  • Romilda Turccetti
  • Patricia Podio
  • Stella Maris Scrocco
  • Patricia Oliva
  • Ivana Baracat
  • José Luis Gonzales y anónimos
  • Gisela, Lorena y Antonio Rabazzi
  • Personal de la empresa TOTAL AUSTRAL S.A  (Florencia Calvet, Sandra Auteri, Miriam Zaldivar, María Soledad de Grazia, Patricia Varela, Claudia Aldaba, Silvia Sukarevicius, Mariana Quaglia, Sergio Arena, Francisco Bogado, Delfor Giannecchini, Guillermo Campos, Sergio Capece y Dante Lima.)

De inmediato se hizo la compra y se llevó la silla a La Aldea “La Esperanza”, sede de la Fundación en San Marcos Sierras.

La Hermana Theresa, muy contenta del resultado obtenido, preparó con entusiasmo la silla para llevársela a Ramón. Finalmente el sábado 6 de enero, en plena jornada de Reyes, nuestros voluntarios Perla Barbero y Omar Bargas realizaron, bajo un intenso calor, el largo viaje a la localidad de Guanaco Muerto.

¡Que sorpresa fue para nuestro querido Ramón!, cuando llegamos lo encontramos en una silla provisoria que le habían prestado para cubrir momentáneamente su necesidad, pero era un modelo muy grande para él… que al carecer de movilidad desde la cintura para abajo debía inclinarse de un costado a otro, quedando incómodo y en una posición nada saludable. Y ahora, en su nueva silla, ya está sentado derecho y cómodo

Las fotos lo dicen todo, ¡Su sonrisa de agradecimiento fue lo mejor que recibimos y nos trajimos!.

¡Gracias a todos los que han ayudado!
La Hermana Theresa prepara la nueva silla de ruedas para Ramón. Fotos: Perla Barbero y Omar Bargas.
Llegando a la casa de Ramón, en la localidad de Guanaco Muerto.
Llevando la nueva silla a su casa
Ramón recibe con sorpresa y alegría su “regalo de Reyes”
Ramón, preparado para probar su nueva silla
Ramón ya está en su nueva silla, realizada a medida, que le permitirá estar más derecho y cómodo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *